La escultura de Bahamontes ya es una realidad

El pasado domingo día 6 de mayo quedó inaugurada la escultura dedicada a Federico Martín Bahamontes que la Fundación Soliss ha promovido y costeado íntegramente dentro de su premio de escultura “Julio Pascual” en su segunda edición, tras la colocación en 2015 de la primera dedicada al comunero castellano Juan de Padilla.

El acto de inauguración de la escultura de Bahamontes fue una verdadera fiesta y constituyó todo un homenaje al primer ciclista español en ganar un tour de Francia en 1959, además de adjudicarse 6 veces el gran premio de la montaña de la ronda gala, por lo que ha sido declarado oficialmente el mejor escalador de la historia del Tour.

La Fundación Soliss se ha volcado con este proyecto, que comenzó con la convocatoria del concurso al que concurrieron 15 trabajos entre los que el prestigioso jurado seleccionó la propuesta del escultor valenciano Javier Molina Gil, quien ha dedicado año y medio al modelado de la obra con una meticulosidad excepcional que ha resultado en una obra magistralmente dinámica en la que Bahamontes ha colaborado sugiriendo cambios y proponiendo ciertos detalles. Era vital que el ciclista se reconociera a sí mismo en la escultura y el objetivo se ha cumplido con creces.

Una obra, en definitiva, que muestra una vez más el compromiso de la Fundación Soliss con nuestra tierra, que es posible gracias a la fidelidad de los miles de mutualistas de Soliss que llevan desde 1933 depositando su confianza en la que hoy es la aseguradora más solvente de España.